Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» TODAS LAS RESPUESTAS, ESTAN DENTRO DE TI...
Miér Jun 13, 2018 10:53 pm por Circacia

» “Yo pongo la Flor-de-lis sobre la situación.”
Lun Abr 30, 2018 6:08 pm por kori

» Lunes de Hoponopono
Lun Feb 05, 2018 3:33 pm por lmjm

» REFLEXIONES BUDISTAS
Sáb Ene 13, 2018 12:04 am por Yas

» LA ABUNDANCIA NO SE ADQUIERE, SE SINTONIZA. Dr. Wayne Dyer.
Sáb Ene 13, 2018 12:00 am por Yas

» Cuando no esperas nada… todo llega
Vie Ene 12, 2018 11:40 pm por Yas

» Domina la ley de Atraccion.
Vie Oct 28, 2016 6:33 pm por Minerva12

» La decisión de un hombre, salvó al mundo, y nadie lo conoce
Lun Feb 01, 2016 5:45 pm por ad

» Neville Goddard, un maestro espiritual maravilloso
Lun Nov 16, 2015 3:41 pm por lmjm


PERDONAR

Ir abajo

PERDONAR

Mensaje  epsylon235 el Lun Mar 26, 2012 7:47 pm



Perdonar


¡Qué tontos somos los humanos! Creemos que perdonar a nuestros "enemigos" es un acto de generosidad. Más bien es lo contrario. Perdonar es una actitud egoísta, es absolutamente decisiva para nuestra salud física y mental. Robin S. Sharma señala acertadamente que no es inteligente cargar toda la vida con un enemigo a tu espalda. El estatus de "enemigo" le dará muchas oportunidades en tu mente. Aparecerá en momento inoportunos, en tu hogar, en tu familia, en tu trabajo, en tus sueños... Fomentará multitud de pensamientos negativos que se recrearán en tu mente: venganza, envidia, rencor...

Olvídalo, perdónalo. Sé feliz, deja que tu vida transcurra positivamente la margen de pensamientos mezquinos que no deben tener cabida en tu mente. No tengas enemigos.

Imaginemos las personas que nos han hecho las cosas peores. ¿Nos hemos parado a pensar un momento las razones que inducen a proceder así? Quizás nosotros en su piel hubiéramos procedido de igual o peor forma. A veces ignoramos que detrás de cada persona se esconde una infancia difícil, unas circunstancias personales complicadas... Si tenemos la suerte de que la vida nos ha premiado con equilibrio, honradez y muchas otras virtudes, esto es una suerte. ¡Sintámonos felices y agradecidos!

Aprende a perdonar la mezquindad, la envidia, la ira, el engaño, la mentira, la cobardía, la hipocresía, la venganza, el odio, el rencor, el olvido, la desconfianza, la avaricia, la soberbia, el desprecio, el desdeño, la humillación, las críticas... En realidad son carencias, manifestaciones de una persona que nos duelen, pero que quizás deberíamos compadecer, más que reprochar. Acordaros del aquel refrán español sobre el mezquino "Quien no da lo que vale, no toma lo que desea" Demasiada cruz tienen los mezquinos que no puden esperar la generosidad de nadie ...Y así podríamos aplicar mil refranes a otros tantos...

¿Cómo voy a castigar a esos pobres pecadores, ignorantes como ellos solos, que no saben nada? -dijo Jesucristo respecto a sus ejecutores- ¿Cabe mayor perdón? Son los fuertes lo que perdonan, en vez de recriminar o acusar hasta hacer del agravio o el daño el cultivo de la enemistad y el rencor.

El significado de la palabra perdonar es sagrado en muchas religiones. Jesús nos puso el listón muy alto: perdonó a sus verdugos "Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen" O nos invitó a poner "la otra mejilla". ¿por qué nos cuesta trabajo perdonar minucias, pequeños enfados...? ¿por qué vamos alimentando el desprecio, los pensamientos negativos...?

Si no puedes perdonar a una persona, el problema está en ti. Serás tú el que pagará el coste. Si tienes un pensamiento negativo sobre un enemigo piensa en lo que ocurre: ¿enfado, malhumor, frustración, ira, venganza, recreo mental de las situaciones que desencadenaron la enemistad..? A veces esto dura durante años y el sujeto es un familiar, un íntimo amigo... Si grave fue la ofensa, le daño... peor será el protagonismo negativo que tu le darás en tu yo, en tus pensamientos durante toda tu vida...

El arte de perdonar: empezar por la empatia

Piensa que lo que más desconcertará a tu enemigo es tu perdón. Si algunas veces nos han perdonado sin merecerlo, nuestro "enemigo" se ha puesto inmediatamente por encima de nosotros. Incluso, probablemente nos ha hecho sentir culpable y hemos pensado en él como una persona que se ha situado por encima de pensamientos mezquinos y cuya actitud lo lleva ante nuestro ojos a una altura de miras que nos desconcierta.

Practica el perdón. Hay que empezar a trabajarlo poco a poco. Piensa en el problema. Practica la empatía. La empatía es el esfuerzo que realizamos para reconocer y comprender los sentimientos y actitudes de las personas, así como las circunstancias que los afectan en un momento determinado. Es ver con los ojos de la otra persona el problema. Este será un gran paso en el arte de perdonar.

Si perdonas de forma sincera, habrás dado un paso de gigantes en en el objetivo de pensar positivamente. Practicar el perdón es de sabios.

Y recuerda: a más grande perdón, más satisfacción y tranquilidad sentirás en tu cuerpo y mente.
De acierdo cucucucuc Si sunny

epsylon235
Miembro estrella
Miembro estrella

Cantidad de envíos : 1477
Localización : Argentina
Fecha de inscripción : 24/10/2010

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.